Manual de Urbanidad y Buenas Costumbres Parrilleras

$9,900

I. Las Porciones Se Reparten En Tamaños Similares Para Todos Los Comensales. Es Sumamente Incivil Que El Parrillero Distribuya Primero Los Cortes Magros Y De Menor Tamaño, Para Que Él, Finalmente, Goce Del Más Grande Y Rico En Grasas. Eso Habla Pésimo De Su Hospitalidad. Ii. Si Usted Es El Invitado, Procure No Incomodar Al Parrillero Con Peticiones Excéntricas O Egoístas. A Saber: Me Gusta La Carne Bien Quemada Por Fuera, Pero Por Dentro Cruda. O Bien: A Mí Dame La Pechuga De Pollo, Pero Cortada En Diagonal, Pero Un Poquito, No Tan Diagonal. Iii. Es De Una Vulgaridad Imperdonable Llevarse De Vuelta A Su Hogar Aquellos Licores Que Usted Aportó Al Asado Y Que Fueron Consumidos A Medias O Que Derechamente No Fueron Abiertos. Es Repugnante Llegar Con Botellas Que Fueron Descorchadas Previo Al Encuentro. Además De Consejos, Recetas Y Trucos Para Lograr Un Buen Asado, Manual De Urbanidad Y Buenas Costumbres Parrilleras Es Un Divertido Ensayo Sobre Cómo Los Chilenos Nos Comportamos A La Hora De Reunirnos Para Encender El Carbón. Sus Temas Van Desde Los Cortes De Carne, Los Acompañamientos Ideales, Lo Que El Invitado Y El Anfitrión Deben Y No Deben Hacer, Hasta Los Mitos Respecto De Aquello Que Todo Parrillero Cree Que Sabe

Categoría:
× ¿Cómo puedo ayudarte?